Receta 11.0: Mermelada de calabaza

Increíble pero cierto, de nuevo aquí, y es que tengo recetas que se me están quedando en el tintero… como es este caso, es más una receta típica de Halloween, esos días en los que se vacían calabazas y tienes que hacer miles de recetas con la calabaza…

1

La mermelada de calabaza es algo que nunca se me había ocurrido hacer, más que nada porque la calabaza no me llama demasiado la atención, pero tengo que decir que está realmente deliciosa, súper suave y sobre todo “sin trozitos” como a mi me gusta ^^.

Como podéis imaginar, jamás había hecho esta mermelada, y buscando por internet encontré el blog de Las comidas de Carmen. Me pareció una receta muy fácil así que finalmente me decidí y me puse manos a la obra.

Os cuento la receta a mi manera…

Ingredientes (para 6 tarros de mermelada):

2 kg. calabaza

830 gr. azúcar

1 ramita de canela

El zumo de 1 limón

Elaboración:

1. En caso de que la calabaza que compres esté sin pelar y sin trocear, será lo primero que tengáis que hacer, lavamos la calabaza con un poco de agua, secamos con un papel de cocina, pelamos y troceamos.

22. Ahora, vamos haciendo “pisos”, primero ponemos calabaza y después añadimos un poco de azúcar, volvemos a poner calabaza y volvemos a añadir un poco de azúcar, por lo menos que os queden tres pisos de calabaza y que acabe ésta cubierta de azúcar al final.

33. Después de tener la cazuela llena, dejamos reposar durante al menos 8 horas (yo la dejé reposando durante 15 horas por temas laborales) y os quedará algo así. Es increíble el jugo que suelta.

44. Pasadas las horas de reposo, ponemos a calentar a fuego medio durante 1 hora con una ramita de canela y el zumo de un limón.

55. Después de 1 hora al fuego ya habrá cambiado un poco de color y de textura, es el momento de quitar del fuego y empezar a triturar con batidora. Esto ya depende de vuestros gustos, si queréis encontrar trozitos de calabaza pues trituráis menos, si os gustan las mermeladas sin trozitos como a mí, pues batir batir y batir hasta que no encontréis ni un pedazito de calabaza.

6. Por último, envasamos y cerramos el bote con la tapa sin dejar enfriar, de este modo se conservarán casi al vacío y aguantará más tiempo. Pero si lo preferís, podéis calentarlos al baño maría.

De verdad, probad a hacer esta mermelada cuando tengáis ocasión, tanto su textura como su sabor son estupendos.

Et voilà!

7

 

¡¡ Nos vemos en la próxima receta !!

Anuncios

Receta10.0: Torrijas de leche

Tan cerquita de Semana Santa, no podía faltar una de las recetas más tradicionales de la repostería española… LAS TORRIJAS!

1

Ayer, en colaboración de mi adorable madre, me puse manos a la obra. No podíamos dejar pasar la ocasión de hacer unas deliciosas torrijas y mucho menos de compartir la receta con vosotros, que luego pasa lo que pasa, por unas cosas o por otras al final se me acumulan las recetas y luego se pasan las fechas clave para publicarlas… pero paciencia, que todas acabaran saliendo a la luz! 🙂

Esta receta llega desde un pequeño pueblo de León, Villafer, pasando de generación en generación… así que vamos a ello!

Ingredientes:

Pan para torrijas (o pan duro, que es como realmente se hacían)

750 ml. leche semidesnatada

1 ramita de canela

6 cucharadas de azúcar

3 huevos

Aceite (para freir las torrijas)

Canela en polvo

Azúcar blanca

Elaboración:

1. Ponemos a calentar la leche con las seis cucharadas de azúcar y la ramita de canela hasta que empiece a hervir, después de que haya hervido, bajamos la temperatura del fuego al mínimo (hasta que acabéis de hacer todas las torrijas, de esta manera la leche no crea nata por encima).

2

3Una vez que la leche ya ha hervido, podéis ver el cambio de color.

2. En un plato, batimos los tres huevos y reservamos.

3. Mientras la leche empieza a hervir, vamos cortando el pan.

4

 

Este pan yo lo compré en la panadería que mi familia y yo llevamos comprando toda la vida, hacen un pan estupendo y sobre todo siempre lo compras recién hecho, así da gusto. Pero en cualquier supermercado lo encontraréis y sino, ya os digo que con el pan de el día anterior también os quedarán estupendas.

4. Empezamos cogiendo las rebanadas de pan (de una en una), las empapamos en leche con ayuda de una espumadera y de ahí las pasamos al huevo (que queden impregnadas de huevo por ambos lados), y de ahí a la sartén, que frían a temperatura media alta, lo justito para que no salpique demasiado el aceite y nos abrasemos en el intento ^^.

5

6

7

 

5. Cuando veamos que empiezan a dorarse por un lado, las damos la vuelta con ayuda de una espumadera y un tenedor con mucho cuidado.

6. Por último, las sacamos de la sartén a un plato y las rociamos una mezcla de azúcar y canela.

8

 

Yo eché 5 cucharadas de las de 15 ml. de azúcar blanca y 1 cucharada de las de 5 ml. de canela en polvo, pero tengo que decir que me pasé veinte pueblos y medio jeje os aconsejo que echéis una cucharada de azúcar y una pizca de canela (al gusto) y si se os acaba hagáis más, de este modo no os sobrará.

Et voilà!

1

 

¡¡ Nos vemos en la próxima receta !!

Receta 9.0: KISS Cake!

Hola a todos!!

Este fin de semana tuve cumpleaños, y por lo tanto tarta jeje pero esta tarta fue un poco especial y bastante personalizada.

El cumpleañero en cuestión es fan número 1 de los KISS, con lo cual, de algún modo quería que esto se viese reflejado… creo que acerté bastante, pero podéis juzgar por vosotros mismos 😀

1

Ingredientes:

Para el bizcocho

6 huevos

300 ml. aceite de girasol

200 gr. azúcar

2 natillas de chocolate

400 gr. harina

2 sobres de levadura

1 cucharada de cacao puro en polvo

Para el relleno

Fresas (al gusto)

200 ml. nata para montar (33% m.g.)

Para la cobertura

175 ml chocolate fondant

Elaboración

Para el bizcocho

La receta de este bizcocho la encontré en el blog El guiso de Mararia, uno de los mejores bizcochos que he probado, queda súper esponjoso y sobre todo riquísimo, así que os animo a probar.

1. Separamos las claras de las yemas.  Batimos las yemas.

2. Añadimos a las yemas el azúcar y mezclamos.

3. Añadimos el aceite de girasol y mezclamos.

4. Añadimos las dos natillas y mezclamos.

5. En bol a parte mezclamos la harina con la levadura y el cacao en polvo, y mezclamos bien.

26. Como podéis ver, al mezclar los ingredientes el cacao no quedó totalmente integrado con lo cual el siguiente paso fue tamizarlo antes de echarlo en la mezcla anterior.

3

7. Ya sólo queda mezclar y añadir las claras batidas a punto de nieve. Batimos bien hasta que nos quede una masa homogenea.

8. Untamos el molde con mantequilla y lo enharinamos para verter la masa. Horneamos durante unos 50 minutos a unos 180ºC y ya lo tenemos…

5

lo dividimos…

6

Hay algo que no he puesto en los ingredientes, pero que no está de más hacerlo, y es empapar el bizcocho. Para ello podemos utilizar un vaso de agua y medio de azúcar. Dejamos reducir y lo apartamos hasta que enfríe para después verterlo en el bizcocho.

Para el relleno

1. Lavamos las fresas, las cortamos en pequeñas porciones y las ponemos en un plato con un poco de azúcar.

9

2. Mientras tanto, montamos la nata y la colocamos en una de las partes del bizcocho

7

8

* Un consejo, no dejéis que la nata llegue a los bordes, es decir, no hagáis lo que hice yo jeje de este modo al poner la capa de fresas y bizcocho encima, la nata no se saldrá a la mínima que te descuides.

3. Ponemos las fresas picadas encima de la nata.

10

4. Ponemos la capa de bizcocho.

11

Para la cobertura

Ya sabéis, para la cobertura, derretimos chocolate fondant, bien al baño maría bien en el microondas a baja potencia y controlando que no se queme, y lo vertemos encima del bizcocho.

En cuanto a las letras, es fácil. Solamente tenéis que buscar en internet el nombre, en este caso “KISS” e imprimirlo, recortamos y… ¡ya tenemos lista nuestra plantilla!

13

Ahora espolvoreamos un poco de azúcar glass… ¡Y listo!

1

Aunque aquí no se ve, yo le añadí virutas de chocolate, para tapar la nata, y quedó bastante mejor… pero se me olvidó fotografiarlo y ya es demasiado tarde… la tarta pasó a mejor vida… jejejeje

Bueno, espero que os animéis a hacer una tarta como esta, os aseguro que está deliciosa y no lo digo yo sola 😉

¡¡ Nos vemos en la próxima receta !!